Gloria

        Castrillón

Gloria Castrillón se inició en el periodismo luego de terminar sus estudios en la Fundación Universitaria Uninpahu en 1991. Posteriormente, encontró en Todelar Bucaramanga, una emisora local, un lugar para iniciar su labor en los medios de comunicación. Pasó por la sección política y de investigación del periódico insignia del oriente colombiano, Vanguardia Liberal. Trabajó por dos años más como corresponsal de aquel diario en Bogotá, hasta que dio el salto al medio escrito El Espectador en 1998. Empezó a cubrir la Cámara de Representantes en el año 1999, pocos meses después fue seleccionada para asentarse durante largas temporadas en San Vicente del Caguán con el propósito de hacerle seguimiento directo al proceso de paz que tuvo lugar desde 1998 hasta 2002. 


Sin embargo, se fue durante nueve meses a la Revista Semana para trabajar en conjunto en un proyecto que se conoció como 'Votebien.com', el cual era el primer y único portal especializado en el cubrimiento de las elecciones en Colombia. Hizo parte de su desarrollo y se estrenó a principios del año 2000 para detallar las elecciones de ese periodo.

Relatos de paz

Por: Margarita Rosa Rojas Torres.

Mantuvo la tónica de irse al Caguán por alrededor de 20 días y devolverse para Bogotá hasta que concluyó la negociación. “(...) muy rápido me regresé a mi casa periodística, El Espectador, retorné en julio del año 2002, pero esta vez volví a la planta de la revista Cromos que en ese momento hacía mucha reportería en territorio y crónicas políticas, yo llegué a Cromos a hacer eso, trabajaba en la revista pero también escribía para el periódico la mayoría de las veces”. En esta revista realizó diferentes investigaciones y publicaciones sobre las narrativas del conflicto armado y los derechos humanos. Después se convirtió en editora de investigaciones y jefa de redacción de la misma, y mientras se encontraba en ambos cargos, cubrió las negociaciones de ‘Ralito’, pacto firmado en 2002 por jefes paramilitares y más de 50 políticos colombianos para: 'Refundar la patria'. 


Con más de 25 años de labor periodística, Gloria Castrillón, oriunda de Bogotá, hizo parte de un equipo específico encargado de cubrir el proceso de paz y entender las dinámicas del conflicto. La Unidad de Paz de El Espectador nació a finales de 1999 y comienzos del año 2000 como una mirada alternativa a las negociaciones tanto con el ELN, como con las Farc y las AUC.

00:00 / 01:33

Sin embargo, ambos procesos fracasaron en su ejecución y Gloria continuó en la rama investigativa. Adelantó estudios en Asuntos Internacionales y Resolución de Conflictos, fue docente y tallerista en temas de paz, conflicto armado, cubrimiento, memoria histórica y género. Y en el 2016 se convirtió en la directora del proyecto Colombia 2020, creado meses antes de la firma del Acuerdo de Paz en 2016. Junto con aquella iniciativa se encaminó hacia La Habana, Cuba, para seguirle la pista a la desarrollo de las negociaciones entre el Gobierno y las Farc. 


Antes de la creación de esta iniciativa se tuvieron en cuenta los aciertos y errores de la Unidad de Paz. Los miembros de Colombia 2020 tenían presente que el proceso de paz debía estudiarse desde una mirada política y no judicial. Por su parte, Gloria entendió que pese a los gobiernos posteriores y el escalamiento del conflicto, no debía dar nada por obvio. Continuó con el constante aprendizaje que la caracterizaba y se encaminó hacia una perspectiva de paz y reconstrucción.

Actualmente es directora de Colombia 2020 y cofundadora de la asociación Consejo de Redacción. Así mismo ha sido coautora de los manuales: Pistas para narrar la paz, Pistas para narrar la memoria, editora de los libros: 12 historias que nos deja la guerra y Las coordenadas del posconflicto. 

 

Según Gloria, su labor le ha otorgado la posibilidad de entender que el periodismo necesita personas con vocación y dedicación, además del convencimiento absoluto que esta es una función social y un servicio para la comunidad: “Yo soy periodista porque me debo a una función social en la sociedad colombiana, cada quien encontrará la suya o encontrará la parte en la que puede aportar, y yo siempre he visto mi trabajo como un aporte a una sociedad que necesita periodistas sensibles, periodistas con enfoque y miradas distintas”. Finalmente, ha encontrado en la utilidad de sus palabras y acciones una de sus grandes pasiones: escribir e investigar aquellas historias de reconciliación y perdón.

Para saber más de Gloria Castrillón:

Lee el reportaje

Cubrimiento de un sueño nacional llamado paz

Lee la crónica

La selva tiene respuestas

Volver a Bibiana Mercado

Conoce a Julia Navarrete